Buscar

Apu Wine, Peruvian Craft, High-altitude Wine

Cuando la gente piensa en bodegas y viñedos de Sudamérica, suelen venir a la mente Chile y Argentina. De hecho, según las estadísticas publicadas por el Instituto del Vino de California, de los 63 países productores de vino, Argentina y Chile ocuparon los puestos 5 y 6, respectivamente. Mientras que Argentina hizo el 4,72% del vino mundial en 2015, Chile hizo el 4,54%.


Históricamente, Perú no ha sido uno de los principales productores o exportadores de vino. En el mismo estudio del Instituto del Vino de California, el Perú ocupó el puesto 33 de 63 países productores de vino, fabricando solo el 0,25% del vino mundial. Sin embargo, desde que se realizó este estudio en 2015, el consumo, la producción y la exportación de vino han aumentado drásticamente. Según ADEX, la oficina que supervisa las exportaciones en Perú, entre enero y octubre de 2017, la exportación de vino peruano se incrementó en un 48%, alcanzando casi 1.000.000 USD. Más de la mitad de esas exportaciones se enviaron a Estados Unidos. El Reino Unido fue el segundo en la lista, seguido de Alemania, Chile, Costa Rica, Japón, Canadá, Francia y Suiza. Las mayores bodegas de Perú fueron las responsables de este aumento, entre ellas: Tacama (Tacama), Tabernero (Tabernero & Vittoria), Queirolo (Intipalka & Queirolo), Ocucaje (Ocucaje), Vista Alegre (Vista Alegre & Picasso).


Y lo que es más emocionante, no sólo está aumentando la producción, sino también el consumo de vino en Perú. Otro estudio realizado por el Instituto del Vino mostró que la demanda de vino en Perú se disparó más del 17% entre 2013 y 2015, una de las tasas más altas de todos los países de la lista.


El paralelismo entre ambos estudios es positivo para toda la industria del vino aquí. Ahora que los peruanos están bebiendo más vino, pueden mirar al mercado interno para satisfacer sus necesidades. Esperamos ver más bodegas artesanales de altura como Apu a lo largo de los Andes para ayudar a satisfacer las necesidades de los consumidores en Perú.


Mientras experimentamos este rápido crecimiento de la demanda y la oferta, tanto los productores como los consumidores exigentes deben aplicar criterios inflexibles para proteger la calidad de todo el vino producido en Perú. Creemos que invirtiendo el tiempo y los recursos necesarios, las exportaciones y la demanda aumentarán aún más y el vino peruano podrá situarse entre los mejores del mundo.



Fuentes:

Instituto del Vino https://www.wineinstitute.org/resources/statistics

https://larepublica.pe/economia/1165360-exportacion-de-vino-peruano-crece-en-casi-50

https://gestion.pe/economia/vino-peruano-conquista-15-mercados-internacionales-142447



Salkantay, andes, peruvian mountains, apu, apu wine, Peruvian wine, high altitude wine
Pico Salkantay

Mucha gente nos pregunta qué significa "Apu" y por qué elegimos ese nombre para nuestro vino peruano. Apu es una palabra quechua que significa montaña sagrada o espíritu de la montaña. Desde la época de los incas, los habitantes de los Andes han rezado a sus apus. La palabra no se refiere a la montaña física ("orqo" en quechua), sino al dios místico que recibe oraciones u ofrendas a cambio de protección y cosechas exitosas.


La palabra "apu" está profundamente arraigada en las tradiciones y creencias de la cultura andina. Aunque la gente suele rezar al apu más cercano a sus cultivos, también puede rendir homenaje a los picos más impresionantes de los Andes. Para los descendientes de los incas, cuanto más alta es la montaña, más sagrada es. Algunos de los apus más famosos de Perú son Huascarán (6.768 m), Ausangate (6.384 m) y Salkantay (6.271 m). Tenemos la suerte de tener unas vistas impresionantes del Salkantay y del Kiswar/Padreyoc (5.771m) desde nuestros viñedos.


Elegimos el nombre de Apu para nuestro vino artesanal por muchas razones. En primer lugar, queríamos honrar las creencias y la espiritualidad de los lugareños del Valle de Curahuasi. Es nuestra forma de mostrar respeto y admiración por su conexión con la naturaleza. El nombre también es un guiño a la cultura incaica, que tuvo un gran impacto en Perú. De hecho, aquí en Apu utilizamos algunas de las prácticas agrícolas desarrolladas por los incas, como el riego y las terrazas. En una futura entrada del blog explicaremos estos dos métodos.


Desde nuestros viñedos, tenemos increíbles vistas del Valle de Curahuasi, complementadas por un magnífico telón de fondo de algunos de los apus más famosos de Perú. Los picos se asoman y protegen este exuberante microclima, convirtiéndolo en un lugar hospitalario para las uvas. Es muy apropiado que nuestro vino de altura, elaborado en una de las bodegas más altas del mundo, lleve el nombre del espíritu más poderoso de los incas. Si echa un vistazo a la belleza de los picos de las montañas andinas, no se preguntará por qué los incas consideraban estas asombrosas montañas como poderosas deidades.

  • Apu Winery

things to do outside cusco, choquequirao, rio apurimac, apurimac river, curahuasi, apu winery, peruvian wine, winery peru
Vista del río Apurímac

Cada año, miles de turistas acuden a Perú para conocer las ruinas precolombinas y las aventuras culinarias. Aunque Cusco, Machu Picchu y el Valle Sagrado suelen ser el centro de estas excursiones, nos gustaría destacar las cualidades de Apurímac, la región vecina de Cusco. La Bodega Apu se encuentra en el corazón de Apurímac, a sólo 2 horas de Cusco. Con exuberantes selvas, ruinas y majestuosas montañas y ríos, hay muchas cosas que ver y hacer en Apurímac. Nuestros favoritos se enumeran a continuación.


Capitán Rumi


choquequirao, Capitan Rumi, Inca ruins, peruvian wine, winery peru, apurimac, apurimac river activities, rio apurimac, curahuasi

A 30 minutos de la Bodega Apu y justo encima del pueblo de Curahuasi se encuentra el Capitán Rumi, un monolito de 120 toneladas con un rostro de aspecto humano. Desde la cima del Capitán Rumi se puede ver el cañón del río Apurimac, que limita con Cusco y Apurimac. Sin embargo, la vista y el aspecto de la roca no son lo que la hace tan notable. El Capitán Rumi parece balancearse precariamente sobre el acantilado, a punto de caer 1.000 metros hasta el río. El sitio también consta de otras piedras masivas que parecen estar estratégicamente colocadas en una formación hasta las afueras de Curahuasi.


Sayhuite


choquequirao, sayhuite, things to do in apurimac, ruins in apurimac, apu winery, winery peru, peruvian wine

Otro monolito importante se encuentra entre las ruinas de Sayhuite, un lugar de culto religioso para los incas. La piedra es quizá el elemento más importante de estas ruinas, ya que servía de mapa y herramienta educativa para los incas. Tiene más de 200 tallas de animales y modelos hidráulicos. Se cree que Sayhuite fue un centro religioso incaico, donde se realizaban rituales y cultos al agua.


Choquequirao


choquequirao, how to get to choquequirao, inca ruins, peruvian ruins, apu winery, peruvian wine, winery peru, cachora

Para acceder a Choquequirao, se parte de Cachora, un pequeño pueblo cerca de Curahuasi. Esta "ciudad perdida", menos conocida, es tres veces más grande que Machu Picchu, pero sólo un 30% de ella ha sido descubierta entre la densa selva que la rodea. La caminata comienza en Apurímac, pero termina en la región de Cusco, donde Choquequirao se encuentra en el límite de ambas regiones. Para llegar a estas ruinas, hay que caminar durante 2 días, descendiendo 1.500 metros por el valle del río Apurímac y volviendo a subir hasta los 3.050 metros. Nadie sabe por qué los incas construyeron Choquequirao, pero las magníficas estructuras rivalizan con las de su homólogo más pequeño, Machu Picchu.


Así que ya lo sabe. Apurímac tiene mucho más que ofrecer que el vino peruano artesanal de altura. Esperamos que tenga la oportunidad de visitar estas joyas ocultas en su próximo viaje a los Andes peruanos.

1
2